5 consejos más para ahorrar en la factura de la luz

5 consejos para ahorrar
5 consejos para ahorrar en la factura de la luz
julio 14, 2017
factura agua 1
5 trucos para ahorrar en tu factura del agua
agosto 16, 2017
Ver todo

5 consejos más para ahorrar en la factura de la luz

5 consejos para ahorrar 2

En la pasada entrada, vimos cinco consejos básicos para empezar a ahorrar en las facturas de la luz, hecho que repercute tanto a nivel económico como medioambiental. En esta nueva entrada, vamos a ofreceros cinco consejos más para seguir ahorrando energía y dinero.

Sexto consejo: Desenchufa aparatos eléctricos siempre que puedas

A veces pensamos que un aparato eléctrico no consume por el hecho de que está apagado, pero nos estamos  equivocando. Aunque no vayáis a desenchufar la lavadora, sí que podéis desenchufar por ejemplo la pantalla del ordenador, la televisión, etc. De esta manera, estaremos ahorrando en nuestra factura y no notaremos ningún cambio en nuestra vida cuotidiana.

Séptimo consejo: Date duchas cortas

Si tienes calentador eléctrico, este consejo debes tenerlo muy en cuenta. Ya sabemos lo relajante y placentero que es una ducha caliente bien larga, pero este capricho se traduce a un gasto muy elevado en tu factura. Si ves imposible no tardar sin controlarlo, cronométrate tus duchas e intenta competir contigo mismo probando de tardar cada vez menos rato. Verás un ahorro bastante significativo en tus facturas y además, estarás contribuyendo al consumo responsable de energía, favoreciendo al medio ambiente.

Octavo consejo: Lavar con agua fría

Seguimos insistiendo a los que tenéis calentador eléctrico. Hoy en día existen numerosos detergentes preparados para limpiar de forma exhaustiva incluso con agua fría, y no son más caros que los detergentes tradicionales. Si empiezas a usarlos, además de ahorrar en tu factura, conseguirás que tus tejidos no se deterioren con tanta rapidez y que los colores luzcan más vivos durante más tiempo.

Noveno consejo: Baja la temperatura del calentador de agua

Normalmente, los fabricantes de calentadores de agua establecen la temperatura media del agua a unos 60 grados, si te fijas, acostumbramos a poner la manilla de la temperatura en el medio para darnos una ducha o para limpiar los platos, casi nunca utilizamos la temperatura más alta, ya que hacerlo puede provocar tanto quemaduras como un daño a las tuberías. Por este motivo, os aconsejamos bajar la temperatura a unos 40 grados, de esta forma estarás ahorrando dinero y energía.

Décimo consejo: No hace falta calentar ni enfriar la casa cuando está vacía

Aunque nos encante llegar a casa y encontrarnos con una temperatura cálida en invierno y fresquita en verano, debemos ser conscientes de que todo el tiempo que la casa está vacía y está consumiendo, es energía desperdiciada, y por tanto, dinero que gastamos de más. Debemos intentar utilizar solo la calefacción o el aire acondicionado cuando estamos en casa, aunque si queremos refrescar o calentar el hogar un poco antes de que lleguemos, podemos hacerlo programando el termostato para que funcione 15 minutos antes de nuestra llegada a casa.

Ya nos contaréis cómo va la puesta en práctica de todos nuestros consejos, si tenéis cualquier duda, podéis contactar con nosotros y la resolveremos juntos.