2050: La mundialización de las energías renovables

aire
Preguntas y respuestas sobre los aires acondicionados
octubre 16, 2018

La importancia del uso de energías renovables es un hecho que no deja de preocupar a las empresas de nuestro país y de todo el mundo. Aquí en nuestras fronteras, parece que es uno de los principales intereses que persiguen muchas organizaciones de cara a cubrir las carencias de un mundo cada vez más necesitado del buen hacer de sus habitantes para ser más sostenible y soportar las barbaridades a las que lo sometemos.

Según un estudio reciente, avalado por una de las grandes compañías en defensa del medio ambiente, Greenpeace; el planeta puede llegar a ser un sistema impulsado, completamente, por energías renovables de cara al año 2050, en su totalidad. El mismo estudio matiza que ya en 2030, 139 de los 194 países actuales, podrían cubrir el 80% de sus necesidades energéticas ese año, gracias al impulso de la energía solar, hidráulica y eólica. Entre estos países se encontraría el nuestro, aunque deberíamos seguir esperando veinte años más para alcanzar el 100% del abastecimiento.

Datos del informe y futuras metas a alcanzar

Ha sido en EEUU, concretamente en la Universidad de Stanford, donde se ha perpetrado el estudio de esta situación, a manos de casi una treintena de investigadores provenientes de varios países. Las conclusiones aseguran que en poco más de tres décadas el mundo podría ser provisto, exclusivamente, por las fuentes de energías renovables.

Además de hablar de este dato, el estudio recoge también otras metas que se pretenden alcanzar para asegurar la sostenibilidad mundial y el respeto por un planeta que ya ha sufrido bastante en los últimos años. Un ecosistema que, si seguimos maltratando, nos castigará con las consecuencias pertinentes. Uno de estos objetivos, por ejemplo, es el de cuidar el caso del efecto invernadero y no superar el incremento de la temperatura más de 1,5 grados centígrados. También se habla de la disminución de muertes de seres vivos por contaminación, o de la inversión a nivel laboral que debería replantearse en este sector.

Hablando de inversiones, no podemos dejar de lado que, a priori, la instalación de plantas y empresas de energías renovables supone un sobrecoste importante, algo que se ha tenido presente en el informe. En este caso, las expectativas se centran en la estabilización de los precios y en la gran amortización, a corto plazo, que suponen, ya que se calcula que en sólo un año se llegaría a los 20 billones de dólares en ahorro energético.

La carrera por la sostenibilidad ha comenzado y grandes naciones han iniciado los procesos oportunos para controlar sus emisiones de dióxido de carbono en todo el mundo. La transición energética, sin embargo, será irregular y países como China o Estados Unidos parten, claramente, desde una posición más privilegiada que, además, les otorga ciertas facilidades. Otros países, en cambio, tendrán que afrontar más dificultades para ver plasmada esta realidad, pero, aún así, las estimaciones no niegan que para este 2050, el mundo pueda moverse gracias a las fuentes de energía renovables.

Veremos, con el paso del tiempo, hacia donde avanzan las primeras hipótesis de este informe y si, realmente, se cumplen los plazos estipulados para conseguir uno de los hitos históricos más cruciales de la humanidad. Por ahora, seguiremos trabajando en potenciar la importancia de estos recursos naturales y en realizar nuestro trabajo para conseguir un mundo donde clima y salud vayan de la mano. Hasta la próxima entrada 😉