¿Cuáles son las fuentes de energía renovables más utilizadas en nuestro país?

energia solar
Energía solar para el autoconsumo
junio 15, 2018
renovable
¿Qué nos falta, todavía, para vivir en un mundo en compromiso con las energías renovables?
agosto 16, 2018
Ver todo

¿Cuáles son las fuentes de energía renovables más utilizadas en nuestro país?

tipus

Como todos sabemos, las energías renovables son aquellas fuentes de recursos naturales que hay en la Tierra, las cuales permiten transformarlos en energía para utilizarla para generar electricidad, agua caliente, etc. La principal diferencia que presentan las fuentes de energía renovables, en contraste con los combustibles fósiles es, como su nombre indica, que son “renovables” y, por tanto, capaces de regenerarse gracias a su ciclo natural.

La concienciación social, los monopolios que encarecen el precio de las diferentes energías necesarias, etc.; han promovido el aumento del uso de estas energías por parte de los habitantes de nuestro país. Pero, ¿cuáles son las fuentes de energía renovables que más utilizamos en nuestro hogar frente la alternativa de las fuentes tradicionales?

En el artículo de hoy queremos dar a conocer qué tipo de energías renovables son las más consumibles en la actualidad en nuestro país y explicar algunas de las características que las hacen óptimas para el consumo y para el bolsillo.

Energía renovable solar

Una de las fuentes más utilizadas es la energía solar. Este tipo de energía la conseguimos del Sol, gracias a la luz y al calor que produce el astro rey. Para obtenerla, debemos instalar las famosas placas solares, las que usan unas células fotoeléctricas que convierten la luz del Sol en electricidad.

Su instalación, a corto plazo, implica un gasto importante para colocar las placas fotovoltaicas, pero una vez en pleno funcionamiento, disfrutar en casa, en la oficina o, en empresas e industrias de estos elementos de generación de electricidad; es todo un acierto que nos ayuda a ahorrar dinero en la factura de la luz y que nos permite seguir luchando por la defensa de un mundo sostenible, en compromiso con el medio ambiente.

Energía renovable eólica 

El viento es, de alguna manera, una forma de energía renovable consecuente de la energía solar. En la atmósfera se producen muchos fenómenos climáticos y meteorológicos que presenciamos desde la corteza terrestre. El calentamiento y enfriamiento desigual que se produce en esta capa alta, debido a la mayor o menor incidencia del Sol, produce el viento.

Esta forma de fuente energética sostenible, se obtiene a partir de aerogeneradores y/o turbinas eólicas que convierten la fuerza del viento en electricidad. En la actualidad, la energía eólica es, también, una de las fuentes de energía renovables más utilizadas en nuestro país, posibilitando extraer una mejor rentabilidad en la generación y obtención de energia, sin tener que explotar fuentes contaminantes y de escasa perdurabilidad.

Energía renovable hidroeléctrica y geotérmica 

La energía hidroeléctrica es aquella que aprovecha la energía cinética de ríos (fuerza del agua en saltos) para transformarla en electricidad. Es una de las energías más antiguas ya que sin embargo, sin el uso de la tecnología de última generación que hoy sí empleamos; nuestros antepasados la utilizaban a través de los molinos de agua. Y, hasta no hace tanto, era la fuente de energía renovable más utilizada del país, a partir de su obtención en pantanos y embalses.

No sólo los ríos nos permiten aprovechar la fuerza de su agua para extraer provecho. A partir del calor del Sol, en mares y océanos también podemos obtener energía térmica y mecánica cuando se aprovechan los flujos de las mareas producidas por el movimiento de rotación de la Tierra y la fuerza gravitacional de la Luna.

La energía geotérmica, en cambio, se obtiene del calor que emite la Tierra. No podemos olvidar que bajo el suelo que pisamos hay capas y capas, constituidas por materiales de diferente tipo, que generan un calor natural térmico, 100% renovable. Mediante esta fuente de calor, obtenemos electricidad muy útil, especialmente, a la hora de climatizar edificios o, por ejemplo, calentar agua en piscifactorías y cuidar de los invernaderos.