Instalar un suelo radiante de forma eficiente

sostenibilidad
2050: La mundialización de las energías renovables
noviembre 16, 2018
incendio
Más vale prevenir que curar: 5 consejos para evitar un incendio en casa
enero 16, 2019
Ver todo

Instalar un suelo radiante de forma eficiente

radiante

El suelo radiante es uno de los mejores sistemas de calefacción que, actualmente, podemos encontrar en el mercado y el cual, junto con el resto de sistemas de calor eficientes, requiere de una inversión inicial importante, pero que, a corto plazo, permite obtener grandes beneficios y ventajas, tanto a nivel de consumo energético, como respecto a su instalación y buen funcionamiento.

Aunque no siempre puede instalarse, tiene que llevarse a cabo un estudio previo para garantizar la viabilidad del proyecto en cualquier hogar, o edificio, que quiera contar con las prestaciones de estos suelos.

Ventajas de instalar un suelo radiante

Instalar un suelo radiante es una de las formas más eficientes de calefacción. Desde un punto de vista económico, ofrece ventajas cuanto al consumo energético, en comparación con otros sistemas populares en la actualidad, y en referencia al confort que ofrece; incluso, opciones de poder disfrutar de él todo el año, no sólo como bomba de calor, sino como método refrigerante, instalando la opción para mantener el suelo fresco durante el verano.

El beneficio más destacado, sin embargo, del suelo radiante es que no consume demasiada energía, algo que resulta muy beneficioso para el medio ambiente en tiempos de concienciación para la sostenibilidad planetaria.

Gracias a la red de tubos de polietileno reticulado (o polibutileno) instalados bajo el suelo que pisamos, en forma serpentina o espiral; agua a una temperatura de entre 30 y 45 grados centígrados proveniente de un sistema de generación de calor, circula a baja impulsión, para calentar el ambiente, sin escaparse a las partes altas de la habitación y manteniéndose donde, realmente, es necesario.

Además, su instalación, tanto en obras nuevas como en rehabilitaciones, es sencilla. Algunos elementos a tener en cuenta son las cajas de colectores, punto desde donde sale el circuito de tubos del suelo; o el zócalo perimetral, una banda de espuma de polietileno que absorbe las dilataciones del cemento y que actúa de aislamiento del sistema, y los paneles aislantes, imprescindibles en cualquier instalación de calefacción de suelo radiante.

La eficiencia de este sistema, cada día, gana más y más adeptos frente los métodos clásicos de calefacción, basados en el consumo de fuentes de energía no renovables. En nuestras instalaciones encontraréis toda la información y asesoramiento necesarios para conocer más sobre los suelos radiantes y todas las oportunidades que pueden ofrecer. Si deseáis apostar por un sistema calórico respetuoso y que cuenta con todas estas ventajas y más, no dudéis en ponerse en contacto con nuestros profesionales y os aconsejaremos sobre todo lo que necesitáis para disfrutar, definitivamente, de la calefacción sostenible que siempre habéis querido.