Luces LED para piscina

bombillas
¿Qué bombillas debo escoger para ahorrar en mi hogar?
enero 15, 2018
carretera solar mundial
La primera carretera solar del mundo
marzo 15, 2018

Los sistemas de iluminación LED están revolucionando el sector. Gracias a las múltiples ventajas que ofrecen -la principal de ellas, el ahorro energético por su bajo consumo-; las bombillas de este tipo se han situado como la opción más utilizada hoy en día. Más allá de sus usos a nivel doméstico en casa, uno de los terrenos en los que ha ganado adeptos es en el de las piscinas. Las nuevas bombillas LED, sustituyen las clásicas lámparas incandescentes, o halógenas, por este diodo luminoso de alto rendimiento que emite luz, recibiendo sólo una pequeña corriente eléctrica. Este cambio, ha supuesto un ahorro notable en el mundo eléctrico y de la iluminación en general, tanto por la duración de las bombillas (pueden llegar a tener una vida útil de 45.000-50.000 horas) como por su consumo (llega a reducirse hasta un 85%).

En el sector que nos atañe hoy, hablando del uso de luces LED en piscinas, el I+D destinado a su estudio ha ido un paso más allá y gracias a esa investigación se ha logrado ofrecer grandes prestaciones para cubrir las necesidades de toda piscina, con novedades que posibilitan color y vida propia en movimiento, a estos escenarios que tenemos en casa (o también, en hoteles, apartamentos, fincas…). Por ejemplo, podemos encontrar LEDS RGB (Red, Green and Blue), que permiten disfrutar de luces de colores secuenciadas, para crear un ambiente diferente y atrevido.

El único paso previo que debemos hacer para modificar nuestra instalación y cambiar las antiguas bombillas de incandescencia por los LED, es instalar un modulador para controlar esa secuencia de colores, la intensidad de las luces y la sincronía que queremos. Tras este simple paso, podremos disfrutar de un colorido y renovado espacio diáfano en el exterior de nuestro hogar.

Tipos de instalación

Existen distinto tipos de instalación en función del punto en el que queramos situar las luces LED.

  1. Subacuáticas

El caso más común en el que las bombillas LED se colocan en el interior de la piscina, quedando completamente sumergidas. Este tipo de instalaciones requiere de la instalación de unos proyectores específicos, destinados exclusivamente a este uso dada su categoría acuática. Al encontrarse sumergidos, el nivel de estanqueidad debe ser muy alto para evitar posibles accidentes, del mismo modo que el calor del foco (algo que determina su eficiencia y la vida útil de ésta) y el grado de tensión que utilizan. Los que mejor trabajan en estos casos son los LED de baja tensión de 12V.

  • LED empotrado: indicados para piscinas que cuentan ya con una preinstalación.
  • LED de superficie: van fijados a la pared de la piscina y se conectan al transformador y toma de corriente mediante un cable a la vista.
  • LED rapid: indicados para piscinas que no cuentan con preinstalación. Se conectan en las boquillas de impulsión de la piscina dejando oculto el cable.
  1. Exterior

Este tipo de bombillas, como su nombre indica, se sitúan en el exterior de la piscina y sirven para iluminar y ambientar el jardín y los alrededores.

  1. Flotantes

Las luces flotantes no van conectadas a la corriente. Funcionan con baterías (generalmente entre 12 y 24V) y existen las formas aptas para el exterior (en forma de butacas y sofás) o las bolas luminosas que se dejan flotar en el agua, iluminando la piscina y su entorno.

Ventajas del LED en piscina

–  Su tecnología evoluciona constantemente.

– Ofrecen una mayor eficiencia energética, menor consumo -hecho que influye directamente en su escaso mantenimiento-, alta fiabilidad y una vida útil mucho más duradera.

– Los precios, aún y ser superiores a los sistemas antiguos, son muy competitivos y la competencia en el mercado ofrece cada día más posibilidades a un coste más bajo.

– Cada vez hay mayor variedad de luces LED para piscinas en el mercado: fría, semicálida, cálida, RGB, de colores, etc.

Además de todos estos beneficios, como decíamos, el LED está haciendo su incursión en el sector con grandes avances. Tanto es así que, tras las “simples” bombillas LED que podemos colocar en nuestra piscina, existen modelos de gama superior que ofrecen la opción de regular digitalmente mediante un sistema informatizado el encendido y apagado de las luces, o el cambio de las secuencias, utilizando incluso música; todo para recrear un ambiente muy dinámico y sorprendente.

CLOSE
CLOSE